MUNICIPIOS DE CUNDINAMARCA ESTRENARÁN MODERNA MAQUINARIA ESTE AÑO

Dentro del plan de desarrollo ‘Cundinamarca Calidad de Vida’ y como uno de los objetivos del mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Cundinamarca, el Gobernador del departamento Álvaro Cruz, estableció como una de las estrategias primordiales la recuperación de la malla vial tanto departamental (red secundaria) como la municipal (red terciaria). Dentro de ese programa se planteó la conformación de unos bancos de maquinaria municipales con la compra de equipos nuevos, la cual fue adjudicada el mes pasado. El departamento adjudicó a través del Instituto de Infraestructura y Concesiones encabezado por el señor Luis Fernando Ayala, hoy presidente de la Junta Directiva de dicha institución, una lici-tación para la compra de 34 equipos de maquinaria pesada para los municipios de Cundinamarca por un valor cercano a los $10.000 millones. A través de un proceso conocido como subasta inversa se adjudicaron dos retroexcavadoras sobre oruga, 12 retroexcavadoras sobre llantas, 16 motoniveladoras y cuatro vibrocompactadores.

El compromiso que ha adquirido la Gobernación para este año es entregarle un equipo a cada uno de los 116 municipios que tiene Cundinamarca, ya sea una volqueta, retroexcavadora o motoniveladora. “Ya tenemos casi cubierto el 50 por ciento con esta primera adquisición. Lo interesante de este programa, del mecanismo para la adquisición de subasta inversa, es que logramos ahorrarnos del orden de 1800 millones de pesos, casi un 15 por ciento del valor total de la compra”, señala Ayala. Con este di-nero sobrante, el objetivo es ayudar a la compra de la maquinaria faltante y así continuar con el programa. El directivo además explicó en que consiste este mecanismo de subasta inversa, que es además innovador en cuanto a procesos de este tipo. “Qué quiere decir? Que no es el que más de, sino el que cobre menos. Normalmente en la subasta es el que más da, aquí es al contrario es quien ofrece menos hasta que llegan a un punto donde paran porque no se pueden bajar más y en ese proceso nos ahorramos esa plata”, añade. Este es un proceso que está regulado por la ley, no es una licitación pública como tal, pues es un proceso en donde se presentaron varias firmas, después de cumplir unos requisitos previos, las propuestas (valor que piden por los equipos) en sobre cerrado en una audiencia pública. Adicionalmente a los $ 1800 millones sobrantes, el Gobernador ha dispuesto para este año la suma de $ 8.000 mi-llones más, por lo que pronto iniciará un nuevo proceso de adquisición de maquinaria.

La financiación de la compra de las máquinas era 70 por ciento de la Gobernación y 30 por ciento de los municipios, entonces en esta misma proporción se devolverá un dinero. “De esos $ 1800 millones le vamos a devolver a los municipios cerca de $ 500 millones porque ellos habían girado su plata, entonces lo que nos ahorramos les vamos a devolver de lo que les correspondería del ahorro de ellos”, expresa Ayala. Para la adquisición de la maquinaria faltante para el resto de municipios habrá un presupuesto alrededor de los $ 9.300 millones con lo que se espera tener una cobertura del 100 por ciento antes de finalizar el año. El directivo resalta que este proceso ha sido beneficioso por la transparencia y claridad del proceso licitatorio, que se enmarcan dentro de los principios y las directrices del Gobernador, además por la consecución de maquinaria de excelente calidad con una marca de reconocida trayectoria en el mercado colombiano y a muy buen precio con un descuento cercano al 17 por ciento. Los equipos que estarán operando en el departamento de Cundinamarca desde diciembre de este año son marca Caterpillar distribuidos por GECOLSA, todos modelos 2013. El proceso licitatorio duró alrededor de tres meses, pero la planeación del tema inició en febrero de este año. “Había que hablar con los municipios, ellos tenían que conseguir su plata, expedir sus certificados de disponibilidad presupuestal para enviárnoslos aquí y saber que si realmente tenían como financiar el 30 por ciento. Es un proceso que no es fácil pero logramos hacerlo en menos de un año”, manifiesta Ayala.

En este proceso cada municipio escogió la máquina que necesitaba para completar sus equipos, ya que aunque cuentan con unos bancos de maquinaria, esta ya tiene algunos años de uso y había que renovarla, cada uno además puso el 30 por ciento del valor de la máquina que había escogido. “Esta es una primera parte, nosotros aspiramos en los próximos cuatro años hacer por lo menos otra segunda compra de otro equipo adicional al que ya se les entregó, la idea es que cada uno tenga por lo menos dos o tres equipos”, expresa. Las máquinas se entregarán oficialmente el día 22 de noviembre en el marco el Congreso de Infraestructura a realizarse en Cartagena, allí se le hará entrega de los equipos al Gobernador de Cundinamarca. Finalizado el evento, las máquinas serán transportadas directamente desde allí hasta los diferentes municipios para reducir los riesgos y los costos por movilización de los vehículos. “Los equipos los recibimos el 22 de noviembre y en Diciembre ya están trabajando. De Niño Dios les llega a los municipios. Ese fue el compromiso nuestro que iniciábamos este año y lo estamos cumpliendo”, concluye.

About the author

Related