Minería responsable, una obligación de todos

 

Ministerio de Minas y Energía

Imagen: Ministerio de Minas y Energía

Durante el 2015 se han invertido 400 millones de dólares correspondientes a la adecuación de minas, compra de maquinaria para las etapas de exploración, construcción, montaje y explotación de acuerdo a información suministrada por la Agencia Nacional de Minería (ANM), lo que expone una proyección considerable para el sector minero. Actualmente el Gobierno Nacional trabaja en 10 grandes proyectos de minería de interés nacional denominados PINES, los cuales tienen como objetivo mantener y/o incrementar la producción en sectores estratégicos del territorio. Dichos proyectos representan para las regiones y para el país inversión en infraestructura, empleos, incremento en la producción e incremento en la inversión social.

A pesar de esto, factores como la minería ilegal y contaminaciones ambientales han hecho sufrir al país. De acuerdo a MinMinas, 233 son los municipios que sufren del flagelo de la ilegalidad y particularmente la explotación de oro se ha convertido en un mal que tiende a reemplazar al narcotráfico como una de las principales actividades del crimen organizado y fuentes de financiación del terrorismo. Por estas razones el Ministerio de Minas y Energía se ha encargado de promover una política de minería responsable, adicional al trabajo en conjunto que se realiza con la Policía Nacional en materia de lucha contra la ilegalidad.

El Ministerio junto con sus aliados regionales como las corporaciones autónomas, las universidades y el SENA ha brindado a los pequeños mineros, con la Política de Formalización Minera, un acompañamiento teórico práctico para mejorar los estándares en temas ambientales, legales, empresariales, técnicos y de seguridad minera. De acuerdo a información entregada por el MinMinas “a la fecha se han capacitado a 88.337 mineros de los departamentos de Cauca, Chocó, Nariño, Cauca, Risaralda, Cundinamarca, Guajira, Antioquia, Caldas, Córdoba, Tolima, Santander y Huila en temas de normatividad minero ambiental, restricción del uso de mercurio, tecnologías limpias y sistema SI.MINERO”. De otra parte, se han brindado capacitaciones a empresarios para fomentar la minería responsable en temas fundamentales como: manejo de aguas en minería; cierre de minas, y técnicas de manejo y uso del Cianuro.

Como gran objetivo de esta Política  se encuentra el “ayudar a mejorar las prácticas en las operaciones de la pequeña minería en el país, con el fin de incrementar la competitividad, la reducción y eliminación del mercurio, optimizar la gestión de seguridad y el desempeño ambiental para alcanzar mayor productividad y transparencia”, informa MinMinas.

Respecto a las protección ambiental el trabajo ha sido arduo con el fin de evitar cualquier impacto que afecte a nuestro medio. Por esta razón desde el Plan Nacional de Desarrollo se estableció que la minería no puede ser ejercida en ninguna parte sin un título minero o estar bajo el amparo de un individuo sin contar con un estudio de impacto ambiental. El principal objetivo de esta medida es velar porque la actividad minera se lleve a cabo de una manera segura, responsable y con los mejores estándares para mitigar al máximo los impactos en el medio ambiente.

Con el fin de verificar el cumplimiento de este objetivo, la ANM se ha encargado de realizar una fiscalización integral a los títulos mineros, la verificación en todas las etapas del ciclo minero, los instrumentos adoptados e impuestos por las autoridades ambientales para el desarrollo de actividades. No obstante lo anterior, las autoridades ambientales realizan un riguroso seguimiento a los proyectos mineros que cuentan con su instrumento ambiental que los autoriza para llevar a cabo actividades de este sector.

Son dos los principales objetivos de estos controles realizados por la ANM a través del Grupo de Seguridad y Salvamento Minero. El primero es la prevención de accidentes en la actividad minera, por lo cual realiza visitas técnicas de seguridad encaminadas a la evaluación de las condiciones de seguridad, además capacita personal en seguridad minera y realiza publicación de alertas mineras donde se muestran las causas que generaron las emergencias y las medidas que se deben tomar para evitar la ocurrencia de accidentes por la misma causa.

El segundo es la atención e investigación de emergencias mineras, por lo que se ha fortalecido el Sistema Nacional de Salvamento Minero con recursos económicos, humanos (aumento de personal) y tecnológicos (adquisición de equipos de última tecnología) con el fin de realizar la atención oportuna y eficiente de las emergencias. Asimismo se ha aumentado el número de personas capacitadas en  salvamento con el propósito de contar con personal de apoyo en la atención de emergencias y que se conviertan en multiplicadores en temas de prevención en sus lugares de trabajo.

 

Formalización del sector

Con una posición enfocada en el fortalecimiento competente para los pequeños mineros, el Ministerio de Minas y Energía bajo la Política de Formalización Minera consiguió hasta diciembre de 2014 capacitar a 19.000 mineros; además iniciar un proceso de formalización con 860 unidades de producción minera basados en la asistencia técnica, buscando altos estándares sociales y empresariales, y lograron capacitar a 11.105 mineros, barequeros y autoridades locales en el uso de tecnologías más limpias para la eliminación de la utilización del mercurio.

En caso del presente año, hasta septiembre MinMinas ha avanzado en el proceso de formalización mediante la formación y asistencia técnica con 610 unidades de producción minera, por otro lado 1633 unidades han sido identificadas respecto a  las condiciones en las que trabajan actualmente sus trabajadores y por último, se ha fortalecido con el apoyo del SENA, las capacidades técnicas de los pequeños mineros para que su actividad implemente mejores prácticas.

 

Daños Ambientales

El impacto ambiental que se registra en el país por la minería criminal es de gran importancia. De acuerdo a reportes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se calcula que cuatro de los ocho núcleos de deforestación de Colombia coinciden con zonas de extracción ilícita de minerales (Norte del Chocó, Nariño, Nororiente de Antioquia y Norte de Santander). Se estima que en el año 2013 se liberaron al ambiente 170 toneladas de mercurio, lo que generó graves daños sobre la salud y los ecosistemas. Además, más del 70 por ciento de las 41 zonas hidrográficas del país, están siendo contaminadas  por la extracción ilícita de minerales.

De acuero a MinMinas y un reporte del Banco Mundial realizado en el 2014 “en Antioquia, uno de los departamentos que más impactos registra por la minería criminal, los costos por uso y exposición a mercurio alcanzaron un valor equivalente a 2,5 veces el PIB departamental en el 2013”. Por esta razón y teniendo en cuenta los impactos de la minería ilegal en aspectos sociales, ambientales y económicos, el Ministerio de Minas y Energía mantiene una postura de rechazo frente a esta actividad ilegal y así mismo el país debe contribuir en la erradicación de este gran problema, adoptando una conciencia de bienestar público, acoplándose a las normativas con el fin de velar por una minería responsable y equitativa.

 

About the author

Related