JCB cumple 75 años

Joseph Cyril Bamford fundó JCB el 23 de octubre de 1945 en un pequeño garaje cerrado en el pueblo mercante de Uttoxeter en Staffordshire.

Ese mismo día nació su hijo Anthony, ahora Lord Bamford, y el señor Bamford alguna vez dijo que, «al recibir un hijo se materializó en mi mente y cuando comienzas desde cero solo existe un camino: seguir adelante».

La fundación para el crecimiento que vendría comenzó con la fabricación de un camión de volteo con partes sobrantes de la guerra, el cual está en la actualidad orgullosamente en la sala de exhibición de las oficias centrales de JCB.

Este camión se fabricó en su garaje y lo vendió por £ 45 en el mercado del pueblo. Como parte del trato el señor Bamford también recibió el antiguo carro del comprador, el cual arregló y vendió por otros £ 45, con lo que consiguió llegar al precio original del camión.

Expansión de JCB

En 1947 la empresa estaba en expansión y debido a las quejas que el señor Bamford recibía de su casera por trabajar los domingo, se trasladó algunos kilómetros más allá a un bloque de establos en Crakemarsh Hall, cuya dueña era la señora Julia Cavendish, una sobreviviente del Titanic. JCB también recibió a su primer empleado de tiempo completo, Arthur Harrison, quien se convirtió en capataz.

Hacia 1950, JCB volvía a cambiar de ubicación, esta vez hacia una antigua fábrica de quesos en Rocester. El que identificó el lugar fue Bill Hirst, quien además se deleitaba del hecho que su lugar de trabajo ahora estaba más cerca de su hogar lo que le permitía quedarse «10 minutos adicionales en la cama». Bill había entrado a JCB en 1947 ganando £ 1 a la semana como el muchacho que sirve el té. Ahora con 83 años y viviendo en Uttoxeter, logró ascender en la empresa hasta convertirse en director de servicio.

Invención de la retroexcavadora JCB

El año 1953 marcó un hito para los nuevos productos cuando el señor Bamford inventó la retroexcavadora, con el lanzamiento de la excavadora JCB Mk 1. Por primera vez se fabricaba una sola máquina que combinaba un excavador hidráulico trasero con un balde delantero. Esta innovación sigue dando frutos hoy en día: JCB ha fabricado más de 600.000 retroexcavadoras y en la actualidad se construyen en tres continentes.

En 1953 también fue la primera vez que se utilizó el famoso y reconocido mundialmente logotipo de JCB en una máquina, el cual sería registrado como marca comercial cinco años después.           

Con el lanzamiento de una gama de nuevas retroexcavadoras, hacia 1960 ya estaba claro que esta máquina había revolucionado la industria de la construcción, ya que había conseguido aumentar la productividad y reducir la dependencia en la mano de obra.

JCB Aviation

A comienzos de la década, la empresa estaba dedicada a crear nuevas herramientas para generar más negocios y promocionar la marca.

En 1961 se estableció JCB Aviation y el primer avión de la empresa, un de Havilland Dove de doble motor, realizó su vuelo inaugural; ahora los clientes europeos podían ir a la fábrica y regresar en un solo día. JCB Aviation es más antiguo que muchas de las aerolíneas actuales.

Fue en 1962 cuando los JCB Dancing Diggers se presentaron por primera vez y también fue el año de la inauguración de la primera subsidiaria extranjera de JCB en Holanda.

Un año después se presentó la retroexcavadora JCB 3C, con su clásico y reconocido diseño. Tal fue el éxito de la empresa que en 1964, con un crecimiento de ventas del 60 % que alcanzaron los £ 8 millones, los empleados se repartieron un bono de £ 250.000. La noticia se publicó en los titulares nacionales y fue tal la magnitud de los pagos que algunos de los empleados pudieron comprar sus primeros hogares con el bono que recibieron.

El sr. Bamford declaró: «Les entrego este dinero porque quiero compartir el éxito que ha tenido esta empresa que ustedes han ayudado a crear». Ese mismo año, JCB exportó su primera máquina a EE. UU., una retroexcavadora JCB 4C.

Record en fabricación JCB

En 1969 JCB fabricó un récord de 4.500 máquinas y para entonces ya exportaba alrededor de la mitad de esa cifra. Ese año y en reconocimiento a su éxito de exportaciones, la empresa recibió su primer Premio de la Reina, el primero de 27 galardones. Ese sería un año de reconocimientos, ya que el sr. Bamford se convirtió en Comandante de la Orden del Imperio Británico (CBE) en honor a los logros de la empresa en cuanto a sus exportaciones.

A principios de la década de 1970 JCB inauguró sus instalaciones en EE. UU. y estableció su centro de operaciones en Whitemarsh, Baltimore, con el fin de aprovechar las inmensas oportunidades de crecimiento que Norteamérica podía ofrecer.

Entre 1971 y 1973 la facturación se duplicó hasta alcanzar los £ 40 millones.  En 1975 el fundador de JCB se retiró con el siguiente mensaje de despedida para su personal: «Anthony tiene el gran desafío de seguir avanzando con JCB durante las próximas décadas y hacia un nuevo siglo. Esta es una tarea demandante, pero se ha preparado y tiene el apoyo de un sólido equipo, desde el personal de trabajo hasta la gerencia. No pueden existir límites para el éxito».

Nueva Era JCB

Así comenzó una nueva era, una que traería una gran expansión en cuanto a las instalaciones de fabricación y a la gama de productos.

Esta era comenzaría en 1972 con la inauguración de JCB Francia. En 1977 se presentó el manipulador telescópico Loadall, una máquina que revolucionaría la manipulación de las cargas, tanto en la construcción como en las granjas. El Loadall se llegó a convertir en uno de los productos más exitosos de la historia de JCB.

En 1977 también marcó el inicio de una serie de distinguidas visitas a JCB por parte de miembros de la Familia Real, cuando SAR Príncipe de Gales recorrió la fábrica de Rocester.

Al siguiente año se alcanzaría un nuevo hito: la construcción de la segunda fábrica de JCB en el Reino Unido, JCB Transmissions en Wrexham.

Fabricación en India

Sin embargo, sería la decisión de comenzar a fabricar en India en 1979 la que marcaría el inicio del periodo de expansión global, gracias a que Anthony Bamford reconoció el potencial de este mercado. Actualmente JCB posee fábricas en Nueva Delhi, Pune y Jaipur e India ahora es el segundo mayor mercado de JCB después del Reino Unido.

La innovación de productos continuó estando en el centro de la empresa y en 1985 se presentó la retroexcavadora 3CX Sitemaster, la cual pasaría a ser la retroexcavadora de mayor venta de la historia de JCB. En ese mismo año JCB celebró la producción de su retroexcavadora número 100.000.

1986 sería un año especial para los esfuerzos de caridad de JCB cuando la caridad para niños de la empresa fue nominada por la NSPCC. Fue en ese entonces que Carole Bamford, actualmente Lady Bamford, incitó el establecimiento de un comité para la recaudación de fondos de NSPCC, mientras sus tres hijos aún eran niños. En la actualidad, JCB y sus empleados han recaudado millones de libras para el NSPCC.

Thatcher visita JCB

En 1987 Margaret Thatcher, la primera mujer en ser primera ministra británica, visitó las oficinas centrales de JCB y condujo una máquina desde la línea de producción. Mientras el público presente ovacionaba a la mujer apodada «La dama de hierro», una persona incluso le dio un beso en la mejilla mientras recorría las instalaciones.

En 1988 se presentó la JCB GT, una retroexcavadora capaz de alcanzar los 100 mph (160 kph) y que también representa una fantástica herramienta promocional que continúa atrayendo a las multitudes cada vez que hace su aparición alrededor del mundo.

Hacia 1990, JCB se expandía hacia nuevas áreas con el lanzamiento del tractor JCB Fastrac, el primer tractor verdaderamente de alta velocidad y suspensión completa del mundo. Su desarrollo costó £ 12 millones y revolucionó el mundo de la agricultura. Es mismo año SM la Reina nombró caballero a Anthony Bamford, convirtiéndose en Sir Anthony Bamford, un honor que para él significaría un «reconocimiento a los esfuerzos de todo el equipo de JCB». Para celebrarlo, los empleados de JCB recibieron un día adicional de vacaciones.

Lanzamiento de nuevas generaciones JCB

El desarrollo de productos continuó sin cesar con el lanzamiento de la retroexcavadora 2CX en 1990 y tres años más tarde aparecería el aún más pequeño 1CX.

En 1994, se nombró una rosa en honor a Joseph Cyril Bamford. Llamada «Mr. JCB», la rosa amarilla se presentó en la presencia de SM la Reina en la Exhibición de Flores de Chelsea.

Un año después, JCB celebró su 50vo aniversario con la visita de SM la Reina a las oficinas centrales, donde inauguró una réplica del garaje de Uttoxeter donde el sr. Bamford comenzó su negocio tantos años atrás.

Tony Blair en contacto con JCB

Tony Blair, quien más tarde sería primer ministro laborista, visitó la empresa en 1996 y ayudó a ensamblar una 4CX y en 1997 se presentó el innovador montacargas Teletruk, el cual puede levantar y colocar cargas por sobre obstáculos. En 1998 JCB abrió su segunda fábrica en Wrexham, Gales y un año después inauguró JCB Earthmovers en Cheadle, Staffordshire. En el año 2000 comenzaron a salir de la línea de producción las primeras máquinas del nuevo centro de operaciones de JCB en Norteamérica, en Savannah, Georgia.

El 1ro de marzo de 2001 las banderas de todas las fábricas de JCB alrededor del mundo flamearon a media asta al conocerse el fallecimiento del fundador de la empresa Joseph Cyril Bamford. En el periódico británico Financial Times se afirmó que él había sido bendecido con una inusual combinación de «genio de la ingeniería y habilidad de marketing».

En 2001 JCB expandió sus esfuerzos de caridad con el establecimiento del Lady Bamford Charitable Trust en India con la adopción de una escuela ubicada a solo metros de la fábrica de JCB en Ballabgarh, cerca de Nueva Delhi.

Producción máquina 500.000 JCB

En 2004 los empleados se reunieron en las oficinas centrales para tomarse una foto conmemorativa que marcaba la producción de la máquina número 500.000. Apenas les tomó 60 años en alcanzar dicha emblemática cifra. El próximo medio millón de máquinas serían fabricadas durante los siguientes nueve años. También fue el año en que JCB se arriesgó en la producción de motores con el lanzamiento de motor Dieselmax, fabricado en JCB Power Systems en Derbyshire.                                           

En 2005 JCB inauguró su fábrica de Pudong, China y anunció el mayor pedido de su historia, un contrato de US$ 140 millones para proveer al Ejército de EE. UU. de una retroexcavadora de alta velocidad para tareas de ingeniería militar, una máquina conocida como la High Mobility Engineer Excavator (HMEE). En 2006 Jo, el hijo de Sir Anthony Bamford, se convirtió en director de JCB, tercera generación de la familia Bamford en ostentar dicho cargo.

Ese mismo año JCB estableció un récord mundial con el automóvil JCB Dieselmax. Impulsado por dos motores Dieselmax JCB, alcanzó una velocidad de 350,092 mph (563,418 kph) en el salar de Bonneville en EE. UU. para obtener el récord del automóvil diésel más rápido del mundo, título que aún ostenta en la actualidad. Sir Anthony Bamford fue parte del equipo que estuvo en el salar y celebró el exitoso resultado de su idea.

Apoyo JCB a niños en el mundo

El apoyo que JCB entrega a niños desamparados siguió creciendo alrededor del mundo con la inauguración en 2007 del Centro para el Desarrollo de la Niñez Lady Bamford en Savannah, Georgia, con el fin de apoyar la educación y el desarrollo social de niños preescolares. Durante este mismo año JCB alcanzó las 72.000 máquinas vendidas, el número más alto en su historia.

Mientras tanto, en 2008 JCB Heavy Products, donde se fabrican excavadora con orugas y ruedas, se trasladó a su nueva fábrica a las afueras de Uttoxeter. Luego en 2009, JCB realizó una inversión de £ 40 millones en su fábrica de Ballabgarh, India para crear la fábrica de retroexcavadoras más grande del mundo.

En 2009 SAR Príncipe Guillermo emuló los pasos de su padre 32 años después y recorrió las oficinas centrales de la empresa y ayudó a los empleados a celebrar la producción de la máquina número 750.000.

JCB Academy

La escasez de ingenieros a nivel nacional llevó a Lord Bamford a establecer la JCB Academy en Rocester, Staffordshire en el año 2010, con el fin de capacitar a los ingenieros y líderes de negocios del futuro del país. La instalación ha tenido un amplio éxito y por ella ya han transitado alrededor de 1.000 estudiantes, todos los cuales han luego conseguido trabajo o han continuado sus estudios.  JCB también anunció un proyecto de US$ 40 millones para el desarrollo de una nueva gama de minicargadores y cargadores que se fabricarán en su centro de operaciones en Norteamérica.

Con la mirada puesta en el futuro, JCB conmemoró su herencia con la inauguración de la «Historia de JCB» en el 2011, una exhibición permanente que marca el crecimiento de JCB y las raíces que tiene la familia Bamford en la industria. Dichas raíces se pueden remontar casi 200 años, cuando la familia comenzó como herreros en Uttoxeter y luego, en 1871, fundaron Bamfords Ltd. en el pueblo, una empresa de suministro de maquinaria agrícola.

Expansión JCB a Brasil

La fabricación a nivel mundial se expandió a Brasil en el 2012 y el primer ministro británico David Cameron inauguró oficialmente las nuevas instalaciones en el estado de Sao Paulo, cuya inversión fue de £ 63 millones. Este año JCB también celebró un pedido de 1.000 retroexcavadoras por parte del gobierno brasileño, por un valor de £ 60 millones.

En la medida que JCB se acercaba a su cumpleaños 68 en 2013, un informe económico independiente reveló que la empresa era responsable de 24.000 empleos en el Reino Unido y que había contribuido con £ 545 millones al Échiquier británico.

Nuevamente, cientos de empleados se reunieron afuera de las oficinas centrales para tomarse una foto conmemorativa que marcaba la producción de la máquina JCB número un millón. También fue un año especial para el director de JCB Sir Anthony Bamford ya que se convirtió en Lord Bamford después de recibir una invitación del primer ministro David Cameron para que se uniera al partido conservador como par en la Cámara de los Lores, por lo que recibió felicitaciones de todos los rincones del mundo.

En 2014, Lady Bamford entregó un cheque por £ 2 millones a SAR condesa de Wessex para la NSPCC, después de una maratónica recaudación de fondos en toda la empresa. Los empleados lograron reunir £ 1 millón y Lord Bamford duplicó esa cifra. En India se dio inicio a la producción de la nueva fábrica de JCB en Jaipur, con una inversión de £ 62 millones. Además se anunció el plan de construcción de nuevas instalaciones centrales en Colonia, Alemania, con inversión de £ 20 millones.

En 2015: Aniversario 70 de JCB

En 2015, JCB celebró su 70 aniversario con un enfoque continuo en la innovación de productos, lanzando la nueva retroexcavadora compacta 3CX, una máquina un 35% más pequeña que su hermano mayor y diseñada para trabajar en sitios de construcción cada vez más congestionados.

2016 fue un año de hitos ya que la empresa celebró la producción del manipulador telescópico Loadall número 200.000. JCB tardó casi 30 años en vender las primeras 100.000 Loadalls, pero se necesitaron menos de 10 para vender las siguientes 100.000, lo que demuestra la creciente importancia del producto y la fortaleza de JCB en este sector.

Hoy en día, JCB es el principal productor mundial de manipuladores telescópicos. En este año, JCB también marcó la producción de su miniexcavadora número 100.000 y celebró los 25 años de producción del revolucionario tractor Fastrac. También fue el año en que se lanzó el nuevo JCB Hydradig con reconocimiento internacional.

2017: un año de evolución JCB

2017 también fue un año trascendental en dos frentes: el lanzamiento de una nueva gama de equipos de plataformas en altura y acceso impulsados  por JCB después de dos años de desarrollo secreto. JCB entraba por primera vez en un mercado valorado en 8.000 millones de dólares al año. El año también vio a la compañía celebrar otro hito de Loadall: 40 años desde que comenzó la producción. Más adelante en el año, JCB marcó la producción de su motor número 500.000, motores suficientes para extenderse desde Londres hasta París.

Si 2017 fue un año de hitos, 2018 fue sin duda un año de emocionantes presentaciones de productos con la presentación de la primera excavadora eléctrica de JCB a la cabeza.

La miniexcavadora eléctrica 19C-1E se desarrolló en respuesta a las demandas de los clientes de una máquina de cero emisiones que pudiera funcionar en interiores, bajo tierra y cerca de personas en áreas urbanas. Una vez que esté completamente cargada, estará lista para realizar una jornada laboral normal completa en la obra.

El año también vio el lanzamiento de la exitosa gama de excavadoras de orugas de la Serie X y el inicio de la fabricación de dumper en la sede mundial de Rocester. JCB también anunció una inversión de 50 millones de libras esterlinas en una nueva fábrica para producir cabinas en Uttoxeter.

La electromovilidad se toma JCB

En 2019, la nueva miniexcavadora eléctrica estaba en plena producción en JCB Compact Products en Cheadle, Staffordshire, con los primeros 50 pedidos entregados a los clientes. También fue un año de récords. En junio de ese año, JCB estableció un récord mundial Guinness para el tractor más rápido en el aeródromo de Elvington en Yorkshire.

Llamado Fastrac One, el tractor alcanzó una velocidad de 103,6 mph con el piloto de motos y mecánico de camiones Guy Martin en el asiento del conductor. JCB luego se embarcó en un ambicioso plan para romper su propio récord y desarrolló Fastrac Two, que es un 10% más liviano e incluso más aerodinámico que su hermano menor.

En octubre, Fastrac Two alcanzó una asombrosa velocidad máxima de 153,771 mph en su camino a registrar un promedio de 135,191 mph en Elvington. En 2019, el presidente Lord Bamford inauguró oficialmente una nueva sede de £ 50 millones para JCB Alemania.

Retroexcavadora 750.000

En marzo de 2020, JCB marcó la producción de la retroexcavadora número 750.000 antes de que el mundo se convirtiera en un lugar muy diferente cuando la pandemia de Covid-19 se apoderó de ella. Cuando las líneas de producción de la empresa se quedaron en silencio en marzo, JCB centró su atención en ayudar a los necesitados durante una época sin precedentes.

En India y el Reino Unido, los chefs de la compañía prepararon más de 200.000 comidas para los más necesitados. Una línea de producción de Staffordshire cerrada como resultado de la crisis del coronavirus se volvió a abrir para producir prototipos de carcasas especiales para un nuevo tipo de ventilador tras un llamado a la acción nacional.

JCB también reabrió su Centro de Innovación en la sede mundial en Rocester para que los empleados pudieran ofrecerse como voluntarios para fabricar visores de grado médico para el personal del NHS en las máquinas prototipo rápido 3D de la empresa.

Para cuando las líneas de producción reabrieron en junio, JCB también estaba anticipando un nuevo y emocionante desarrollo después de desarrollar la primera excavadora impulsada por hidrógeno de la industria de la construcción, ya que JCB continuaba liderando el sector en tecnologías de cero y bajas emisiones de carbono. La excavadora 220X de 20 toneladas impulsada por una pila de combustible de hidrógeno ha sido sometida a rigurosas pruebas en los terrenos de pruebas de la cantera de JCB durante más de 12 meses. Este emocionante desarrollo significa que JCB es la primera empresa de equipos de construcción del mundo en presentar un prototipo funcional de una excavadora propulsada por hidrógeno, considerada por muchos como el combustible del futuro.

Hoy JCB celebra su aniversario número 75 y mientras tanto mantiene el foco sobre la innovación de productos que se había mantenido durante siete décadas, se presentó la nueva retroexcavadora compacta 3CX, una máquina 35 por ciento más pequeña que su hermana mayor, diseñada para trabajar en las obras de construcción cada vez más congestionadas.

Artículos Relacionados