Ser operador del Cerrejón | Makinaria Pesada

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ser operador del Cerrejón

Operarios del Cerrejón

Operarios del Cerrejón

Son 4452 empleados los que trabajan en el Cerrejón entre operadores de equipos del Departamento de Producción y técnicos de mantenimiento de equipos mineros, algo así como 28 buses de Transmilenio en su capacidad máxima, sin estar en sobre cupo, claro está. Estas personas son las encargadas de brindar una operación por casi 365 días al año; la mina deja de funcionar tan solo el 31 de diciembre y el 1 de enero. Las 4452 personas no son todos los empleados de la compañía, sin embargo sí son gran parte de su corazón, hombres y mujeres que enfrentan día a día uno de los trabajos más fuertes en nuestro país por las condiciones climáticas y por la rigurosidad que exige cada equipo que manejan.

El esfuerzo no es problema para estos guerreros. Ya sea en la noche o en la madrugada los operadores que viven en distintos municipios o corregimientos de la Guajira como Albania, Hatonuevo, Barrancas, Fonseca, Riohacha, Maicao y Uribia son transportados para cumplir con su deber y manejar más de los 500 equipos que están en funcionamiento durante todo el año en el Cerrejón. Máquinas como la Hitachi Euclid EH5000 de 320 toneladas, la Caterpillar 793D de 240, la Liebherr 984C o la pala P&H XPC2800, tan alta como un edificio de seis pisos y que cuenta con la capacidad de cargar 63.5 toneladas en su cucharón, son algunos de los ejemplos perfectos para tener un idea sobre lo que enfrentan estos operadores.

Con maquinaria pesada en sus manos otro reto que enfrentan estos valientes es el clima. Arriba de los 30ºC está la media de temperatura en la Guajira bajo condiciones secas. Sin embargo los operadores cuentan con equipos sono-aislados y con sistemas de aire acondicionado diseñados para brindar una mayor calidad de trabajo y así tener un mejor rendimiento. Respecto a los turnos laborales la operación cuenta con un diseño que permite 24 horas de descanso entre cada turno y es denominado 2,1,2,3. Así suene como una formación de fútbol, este esquema permite al trabajador tener un mejor rendimiento y óptimas condiciones para su desempeño. Los turnos son de 12 horas y se inician a las 6 y finalizan a las 6, con una hora de descanso para tomar almuerzo o cena, junto a las pausas activas requeridas para promover el bienestar de los operadores.

Son muchos los retos que tienen que afrontar estos trabajadores durante su desempeño en la mina. Por esta razón su capacitación empieza de manera temprana. El primer paso para comenzar la carrera en este trabajo inicia con la selección, basada en méritos personales, educativos y profesionales, dando prioridad a personas de las regiones de influencia dentro de La Guajira. Gracias a un trabajo interno en Cerrejón, la empresa apoya la formación técnica de jóvenes pertenecientes a las comunidades guajiras a través del SENA. A ellos se les patrocina la etapa lectiva y tienen la oportunidad de realizar sus prácticas técnicas profesionales en Cerrejón, con la posibilidad de participar posteriormente en los procesos de selección de la compañía.

Adicionalmente, por medio de Tecnoguajira, institución de educación para el trabajo que creó Cerrejón en el 2011, más de 600 jóvenes se han matriculado en programas técnico laborales en operación de equipo minero y mantenimiento del mismo. Para acceder a este tipo de estudios los aplicantes deben contar con diploma de bachiller, tener el certificado de pruebas ICFES y en caso de querer ser operadores, saber conducir. Como último paso, los jóvenes pasan por una evaluación competitiva donde se aprecian sus competencias y habildades motoras para medir sus capacidades. 

Ya sea a través del SENA o de Tecnoguajira, las personas seleccionadas inician con un programa de inducción general para luego ser capacitadas por instructores internos en cuatro fases que suman 650 horas de tutoriales que tienen como único fin darle las habilidades y capacidades necesarias a los operadores para ejecutar sus labores estando solos.

La práctica hace al maestro y a pesar de que no sea un lema que venga de Cerrejón, es una mentalidad que se tiene dentro de la compañía. Cada dos años los operadores reciben un reentrenamiento con el objetivo de refrescar el conocimiento del equipo y mejorar sus prácticas operacionales. Al igual, al volver de un periodo de vacaciones son de nuevo capacitados mediante cursos virtuales y un proceso práctico con un simulador, todo con el fin de tener los máximo estándares en seguridad.

Son grandes retos los que afrontan día a día estos valientes. Alrededor de 33 millones de toneladas de carbón son las que se extraen al año y detrás de esa cantidad están estos hombres y mujeres que en medio de un entorno familiar se han asentado en una de las minas más grandes a cielo abierto del mundo. Los operadores en Cerrejón son los protagonistas de su desarrollo y tienen la posibilidad de crecer dentro de la compañía, sin embargo la gran visión que ellos tienen es la de resaltar y ayudar a sus familias y a la sociedad guajira.