LA MAQUINARIA PESADA Y EL TLC

Con el acuerdo logrado comenzarán a bajar los precios de la maquinaria pesada que se importa desde el país del norte. La mayoría de este tipo de bienes dejan de ser gravados y pasan a cero arancel desde el 15 de mayo de este año, otros tendrán una reducción gradual. Los vehículos que tengan más de tres mil centímetros cúbicos, como volquetas, tractocamiones, tractores y maquinaria pesada en general serán los primeros bienes en ingresar sin pagar impuestos.

Los sectores de minería y petróleo serán los primeros beneficiados, según el director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos ANH Orlando Cabrales, “actualmente el 50 % de la maquinaría que se usa en el país para la exploración y explotación petrolera proviene de Estados Unidos y con la entrada del TLC el 75 % de esos equipos bajarán de precio ya que se les cobrará cero arancel”.

La medida se sentirá de inmediato pues este tipo de maquinaria pesada que no es de fabricación masiva en Colombia por lo que no requiere de un tiempo de desgravación. En algunos casos la disminución en el precio de estos bienes será del 15 %, que es el valor que actualmente se paga por el impuesto de importación desde Estados Unidos.

Es decir que por cada 100 millones de pesos en importación de maquinaria pesada, el comprador se puede ahorrar hasta quince millones de pesos. El acuerdo también contempla este tipo de beneficios para partes y repuestos de maquinaria pesada que no se produzcan en el país.

Según expertos este beneficio ya ha tenido un impacto importante en la actividad minera y petrolera en otros países que ya cuentan con un TLC con los Estados Unidos. Perú que hoy se reconoce como un país líder en minería y ha contado con ese beneficio de cero arancel para desarrollar avances en la manera de realizar actividades exploratorias.

Sin embargo otro punto que tiene a favor el país inca y que aún está lejos de tener Colombia, es la vigencia de un acuerdo comercial con China, pues el 62% de las importaciones que hace Perú en maquinaria pesada no está gravada con arancel.

Sólo en maquinaria pesada y equipos de transporte en los dos primeros meses de este año Colombia realizó importaciones por US$ 1.600 millones, de estos la gran mayoría proviene de Estados Unidos, sin embargo se nota aumento grande de las compras de estos equipos a China, pues a febrero suman US$ 614 millones, debido a que los precios del país asiático son mucho más bajos que los del país del norte, sin embargo con la entrada en vigencia del TLC se espera que las marcas americanas obtengan mayor competitividad en materia de precios.

Para el 2012 en Colombia se entregarán más de 100 bloques para exploración de crudo, por lo que multinacionales de diferentes países y la empresa nacional Ecopetrol demandarán mayor maquinaria pesada, además se prevé que la importación sin impuestos desde Estados Unidos se convierta en un estímulo para invertir en este tipo bienes, más aún luego de que el gobierno colombiano eliminó las exenciones tributarias que mantenía sobre las empresas del sector petrolero que reinvertían sus ganancias en la compra de estos activos.

Según la ANH el TLC con Estados Unidos además de traer una considerable disminución en los precios de los equipos de exploración de petróleo, también creará un mejor ambiente de confianza entre los inversionistas, lo que aumentará las intenciones de las empresas de hidrocarburos en invertir a largo plazo en el país.

Y es que además a causa de los diferentes fenómenos políticos como los que tienen lugar en Venezuela y Argentina, donde las expropiaciones de empresas se volvieron punto común de la agenda, varias compañías especialmente de los sectores petrolero y de hidrocarburos han decido apostarle a Colombia.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos confirmó que la compañía española Repsol que recientemente fue expulsada de Argentina por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner está interesada en explorar a mar abierto en Colombia, además empresas de Corea y Japón también desean explotar petróleo en Colombia para empezar a reemplazar a los mercados árabes. Todo esto traerá mayor inversión en equipos de exploración y equipos pesados.

Otro factor que puede aumentar la compra de maquinaria pesada desde Estados Unidos es que el país se convertirá en una especie de centro estratégico para el comercio con el resto de Sudamérica, ya que empresarios de otros países que aún no cuentan con tratados de este tipo podrán hacer una triangulación, importando desde el mercado estadounidense a Colombia y posteriormente, a través de los acuerdos de la Comunidad Andina o la Unasur, llevar los equipos a sus mercados a un mejor precio gracias a la desgravación.

El sector ferroviario también sentirá disminuciones similares, según el Zar del TLC Hernando José Gómez “los insumos para vías férreas pasarán de un arancel del 14 % a cero”. El gobierno nacional ha explicado que esta iniciativa tiene como fin promover el uso de este tipo de transporte para la carga y los pasajeros. Actualmente el Ministerio de Transporte tiene recursos disponibles para financiar un proyecto vial que una los departamentos de la Costa Atlántica que tienen puertos importantes.

Los beneficios para los vehículos de similares condiciones a los que hoy se ven en las calles colombianas y que provengan de Estados Unidos tardarán diez años para ingresar al país con cero arancel, hoy el impuesto para ese tipo de automóviles es del 35 por ciento y tendrán una desgravación anual del 3,5 por ciento. En valores reales se espera que cuando se dé la eliminación total de estos impuestos los carros en Colombia bajarán 25 por ciento en su valor. La importación de vehículos usados no quedó incluida dentro del tratado.